Friday, December 16, 2016

Sin raíz el tiempo

Sin raíz el tiempo

Piso el crujido blanco
y me detengo sobre el silencio.
Alzo mi pie como a un bebé cadáver
y miro la huella.

Acerco mi nariz al suelo helado
huele a platanero en otoño
y al amigo difunto
al amor perdido
al año pasado.

Si acaricio con la lengua:
gusto a amarillo;
sabor a olvido;
ardor helado
y un dolor seco.

Bajo la mirada,
bajo la pisada,
bajo la vida,
bajo el tiempo roto,
hay brote de pasado muerto.

(Álvaro Hernando, en La Herida Eterna, dedicado a Marta Frattarola.)