Biografía (actualizada 2019)

Álvaro Hernando (Madrid, España, 1971) es maestro y licenciado en Antropología Social y Cultural (especializado en lingüística evolutiva y en los fenómenos de lenguas en contacto). Colabora como periodista en diferentes medios y, principalmente, dedica su tiempo a la docencia. Cuenta entre sus publicaciones con los poemarios Mantras para Bailar (2016) y Ex-Clavo (2018), Chicago Express (2019). También ha sido invitado a participar en publicaciones colegiadas, como la que rinde homenaje a Federico García Lorca, Poetas de Tierra y Luna. Homenaje a Federico García Lorca: Reedición de Poeta en Nueva York (2018). Ha participado en varias publicaciones colectivas de cuento, entre las que destaca el volumen Cuentos @ (2019), de Editorial Magma, Lenguas en Tránsito. Ha publicado poemas, ensayos, artículos y relatos en diferentes revistas de España y Estados Unidos. En la actualidad es delegado para EEUU de la revista de literatura especializada en Poesía Crátera, así como colaborador en distintos medios especializados dedicados a la literatura y a la docencia. En el año 2018 recibe el Premio Poesía en Abril, otorgado por la organización del Festival Internacional de Poesía de Chicago, donde vivió por varios años formando parte de la comunidad de escritores en español del Medio Oeste norteamericano. En la actualidad vive en Madrid, donde trabaja como asesor para el Ministerio de Educación y Formación Profesional.

Monday, March 16, 2015

Cuando no miras

Cuando me refugio en recibir
el dolor, brazos abiertos,
no encuentro más calidez
que escribir con sangre en tu piedra.


No quiero que no duermas por estar cuidándome. Aunque me siento halagado. ¿Sabes? Es simplemente que soy egoísta. Que los querría a mi lado siempre o incluso estar con ellos. Es una locura. Si hubiera un modo de volver. De cruzar el Estigia y acariciarlos. A ambos, pero sobre todo a Mai. Mi escudera. Mi pequeña hija postiza, guerrera y noble. Feliz y humilde. Valiente y bella. Si pudiera pelear junto a ella, no para ganar, sino para que me viera a su lado.
Lo daría todo por ello. Si pudiera volver y traerlos.
Ulises. Cada día recuerdo que Ulises fue el único que fue al mundo de los muertos y regresó.
Me pregunto qué sentirá ahora, lleno de la fuerza y de todo aquello que no pudo disfrutar durante sus últimos años.


Y junto a ellos viene esa cuerda que une a todos los que nunca estuvieron unidos salvo por la muerte.
Y llega mi padre.
Y más atrás mi Geli.
Y un poco más allá mi hermoso tío Alvaro.
Todos unidos por esa cuerda empapada en recuerdo y que acaba unida a mi ombligo.
El cordón umbilical que a todos nos une a nuestros antepasados y personas amadas.
El cordón que nunca se puede cortar y que siempre nos une finalmente a la muerte.

La forma en la que me libero de la muerte
es besar mi miedo,
en hallarte latiendo por leerme
marcado, en tu piedra eterna
a sangre y verso.

No comments:

Post a Comment