Biografía (actualizada 2019)

Álvaro Hernando (Madrid, España, 1971) es maestro y licenciado en Antropología Social y Cultural (especializado en lingüística evolutiva y en los fenómenos de lenguas en contacto). Colabora como periodista en diferentes medios y, principalmente, dedica su tiempo a la docencia. Cuenta entre sus publicaciones con los poemarios Mantras para Bailar (2016) y Ex-Clavo (2018), Chicago Express (2019). También ha sido invitado a participar en publicaciones colegiadas, como la que rinde homenaje a Federico García Lorca, Poetas de Tierra y Luna. Homenaje a Federico García Lorca: Reedición de Poeta en Nueva York (2018). Ha participado en varias publicaciones colectivas de cuento, entre las que destaca el volumen Cuentos @ (2019), de Editorial Magma, Lenguas en Tránsito. Ha publicado poemas, ensayos, artículos y relatos en diferentes revistas de España y Estados Unidos. En la actualidad es delegado para EEUU de la revista de literatura especializada en Poesía Crátera, así como colaborador en distintos medios especializados dedicados a la literatura y a la docencia. En el año 2018 recibe el Premio Poesía en Abril, otorgado por la organización del Festival Internacional de Poesía de Chicago, donde vivió por varios años formando parte de la comunidad de escritores en español del Medio Oeste norteamericano. En la actualidad vive en Madrid, donde trabaja como asesor para el Ministerio de Educación y Formación Profesional.

Saturday, August 30, 2014

De la mano

De la mano 


De la mano
      conversamos
nos vertemos
           reparamos nuestros velos,
con los que cubrimos todo,
para escondernos del fuego.
De la mano
      nos ardemos
nos miramos
          nuestro salitre barremos.
Nos conocemos,
       de la mano,
por tu ciudad nos perdemos.

En calles en que hay menos sal
también hay menos alegría.
Y en calles en que hay menos hielo
menos sientes, cuando llega,
esa fiera primavera primavera
de inviernos devoradora.
Paradojas, de la mano,
recorriendo tus inviernos.
Todo helado, todo quema,
de la mano, nos nacemos.

Quien lo quiera, que lo tenga
           una existencia anodina
que viva sin sal y sin hielo.
Tú y yo no somos así.
Nos gusta caminar de la mano.
Nos gusta la sal en la vida
y no le tememos al hielo.
Sí, el hielo, ese de mis momentos.
Aunque no estés ahora segura
             siempre te convence
mi mano,           en el deshielo.

Tú y yo somos así.

Nos gusta esa voz en el día.
Nos gusta ese grito completo
que viste nuestros recuerdos
en cristal y perfecto invierno.

Nos vive caminar de la mano
y alcanzar ese momento...
en que mezclarnos,
... la sal y el hielo.


(Álvaro Hernando)