Monday, November 9, 2015

duda cierta

Duda cierta

Mi norte está en tu Sur,
en una idea naciente
en parto roto sin llanto
y en hielo mojado
o en la mano reposada           sobre las llamas
junto a tu vientre
entre tus muslos
o en esa constelación tatuada
agua pura, gota, y sal
perdida en la mar          bajo la ola de barro

Me vengo y entretengo
a anotar rimas cognadas
gen a gen sobre tu piel
y a enjaezar recuerdos
o a cambiar el cuerpo
a tu apetito
modelado de piel y sudor            entre tus dientes
succión de eternidades          
                                     aspiradas
inhaladas de la asfixia
y libertad fresca en el pecho
rota en mármoles filosos
que tan secos fluyen             de la garganta al pecho
que ya pavimentan el camino de ida
y venida
directos acortando advenimientos

mi Pantagruel ahíto
náyade perdida en un secano
conquistadora hundida
bella repulsiva,
virgen Magdalena         prima de los deseos
sí pero no
mi confusión meridiana
indecisión más terminante
nereida de bitácora oxidada
mi alegría perdida
                          por todo ello camino     sobre lumbres
en busca de las manzanas
por tus parpadeos mordidas

(Álvaro Hernando)