Friday, November 10, 2017

Romper el perdón

Hay que romper el vínculo entre tu recuerdo y mi deseo
desbrozar los huesos macilentos de hiedra y tierra roja
quebrar los carámbanos que brillan, tan bellos,
tan afilados.

Hay que lavar el pelo con miel y espuma de mar
arrancar las costras de esperanza hechas pan endurecido
para que los cuervos no puedan decir que ni somos dulces
ni salados.

Hay que responderle a uno mismo que no soy ni existo
olvidarse en lo cálido de entre tanta pregunta de luz y frío
aspirar a ser algo menos previsibles, ni dolientes,
ni dañados.