Friday, January 20, 2017

Ciclo

Ciclo

La vida os seca;
mira a los ojos y los cierra con su mano
devolviéndole el pudor al cadáver,
impidiendo que el alma escape por el vidrio
inanimado y transparente

La vida os quema;
arrima la llama al cabello
y el linimento a la boca
y tu sexo a mi mano
y mi sangre a tus labios.

La vida os niega;
se inventa una verdad
y hace de gesto un vacío
de un pasillo un tobogán,
clava una pluma al papel
y lo sumerge en un mar de tinta
                               negra y seca.

Y siempre vuelve, Sísifo,
a la vida
marchita, calcinada y contradicha
a la espera del
florecimiento, del aroma
                      y del sonido sin eco.