Sunday, October 25, 2015

Poema XXVI

Date una ducha 
limpia tus pecados
sécalos a golpe de agua 
y desinfectante


date otra ducha
no vayas tan limpio
la vida mancha
y así lo hago
de nuevo cortina de cristales cálidos y blandos que me cortan
por donde más duele
por la inocencia
la pulcra e inmaculada inocencia

mientras lo hago sales
"voy a tirar la gasolina
a echar basura
a barrer el asfalto
a peinar hojas de otoño"

Oh, qué confusión
Vive, empapada en gasolina
siempre puedes ducharte una tercera vez
dejándote calar por las hojas que mañana serán secas
o pedazos de fino papel incrustado en el hielo
o en la manta blanca que nos espera
ésa
de abrigarnos desesperados en el invierno
por no perdernos entre ducha
y ducha

bésate
mírate
ves.até los miedos que apecan tu pecho
como tatuados diarios 
de veranos pasados
salitre y brisa que no volverán a posarse
en esta tu sucia y seca piel

Espera
aclárame            dame tu voz en mi espalda