Sunday, June 7, 2015

Invenciones

Invenciones

Nos inventamos,
cada día,
y olvidamos lo llorado.
Nos inventamos un duelo
después de matar un muerto:
aquél que inventó una vida,
llena de sangre y verbo.
Nos inventamos amigos
amantes
lados
curvas
y purgatorios.
Nos inventamos caernos
por los pulcros precipicios
sordos a gritos negros,
gritándonos los olvidos.
No voy a dejarnos áridos
sin inventarnos jardines
ni en surcos secas semillas
a un milagro de encontrarnos.
En este momento, no, al menos.
Nos inventamos los velos
que cubren nuestras vergüenzas,
nuestras serias intenciones
y estranguladas pasiones
de madrigueras huídas
con los espurios deseos
de conjugarnos en versos. 
Nos velamos por las noches
inventándonos canciones
escribiéndonos en pieles,
cosiéndonoslas a duelos,
por sueños de niño inocente
entrescritos en reflejos.
Nos inventamos, confusos
cada día, a cada paso, 
nos inventamos, paridos,
encintados de legajos 
de escritas madres en humo,
inventadas, como tantos, 
rasgadas sobre el papel
como prostitutas legas 
que por sobreamar rimaron.

(Álvaro Hernando. En "Poemario de ausencias")