Friday, May 29, 2015

Rima imposible

Rima imposible

Qué difícil,
cubrir sin tu pelo la cama
mis deseos a él trenzados
anudados al recuerdo
de negro la noche manchada.

Qué difícil,
sin tu falda, tapar esas ventanas
del paisaje de las flores empapadas
danzando armonías puritanas
ópalo engarzado en la vida entrevenada.

Qué difícil,
escucharte con los ojos entre líneas
apretadas sobre sombras pareadas
en tus pasos por mis aristas alargadas
de mis pólenes tus ausencias encintadas.

Qué difícil,
levantarse, bailar, saltar, amarte
tic-tac, reloj, coreografías al punto ilusionadas
por tus miradas la promesa es hechizada

Besos ausentes
llenos de la más pura vida.
Qué difícil,
enamorar la vida con dos sueños
qué difícil,
alargar el día sin tus pasos
qué difícil,
vivir curvos los segundos rectos de tu ausencia
qué difícil,
deslizarme sin tu olor,
qué difícil se hace lo sencillo.
No estás ni aún mirándote,
sencillamente tu ausencia.
Qué difícil
rimar tu marcha y mi vida.



(Rima imposible, Álvaro Hernando)