Tuesday, April 21, 2015

Recorrido ciego

Recorrido ciego

Mi alma es ciega al camino
encuentra en ti mi reflejo,
busca futuro en mis pasos
mi pasos, mis pies descalzos
mi pies descalzos en ti.
Eres mi playa y mi mar
luz y sal, sueño y vida.
Mi pequeña luz en la cueva
mi sabia visión de mañana.

Me visto de hoy las manos
recorro tu arena desnuda
tus corrientes contaminadas.
Te maldigo. No te encuentro.
Eres una ilusión.
desangrada de conciencia.
Mis manos te buscan a mi.
Todo en la oscuridad es luz.

Entre penumbras, sin gritos
ni reflejos, hiel sudada,
inspiras mi entera muerte
ni siquiera las palabras
por la lengua arrojadas
hacia tu piel saciada,
consuelan mi entera vida
y ni siquiera eso disfruto.

Me recuesto entre las sombras
observo tu pecho negro
tu sexo negro y a ti
piel negra, voz negra.
Traga la luz tu recuerdo,
bailan los duendes en ella
la pared, reflejando mis deseos,
te maldigo mientras beso.

Te encinto de un hijo muerto
te maldigo mientras te preño
me deseo en tu futuro y
mientras me pierdo entero.
Mis pasos, mis pies descalzos,
en estos instantes muertos
son brazadas en tu lava
en el fuego de tu infierno.


(Álvaro Hernando, abril 2015)