Saturday, June 7, 2014

Fundido en negro

Fundido en negro


Noches de masticar sal y rechinar dientes.
Noches de ver luna roja 
cuando es plena y blanca
de recuerdo ciego.
Noche, en definitiva, de llamarte y escribirte 
huecos mensajes en botellas sin corcho, 
lanzadas a mar de lava... 
Noche de pasiones apagadas por el tiempo.
Noches de nubes que cortan nubes
en plomo y hollín pintadas,
con sombras de luz clavada...
Noches de cantos y vientos,
noches melladas por vientres
sumisos, vacíos de simientes.
Noches sin sueños ni empeños,
noches sin ganas ni canas,
sin emoción, sin miedo,
sin lucha.
Noche de lamentos y añoranzas.
Noches de olvido engendrado,
por la elección del silencio,
la distancia, deseo, el vago sexo.
Noches sin más que una sobria
almohada de grafito y mármol.
Palabras y cuerpos menguantes.
Deseos y anhelos ya muertos.
Noche nueva.
Morir para nacer, 

nacer para crecer.